Blogia
ASOQUIMBO: PROCESO DE RESISTENCIA DE AFECTADOS POR LA REPRESA EL QUIMBO

No bastan compensaciones locales

No bastan compensaciones locales

Se está buscando acogida al proyecto de "El Quimbo" por medio de ofrecimientos de "compensaciones" a personas, familias, localidades, y al Huila, pero me pregunto: ¿se han estudiado a profundidad si los beneficios que puede traer esa obra compensa el inmenso daño de anegar más de 8.000hectáreas de excelente calidad?

Las ofrecidas irrigaciones, en menor cantidad de tierra y de muy inferior calidad, compensarían apenas en parte el destrozo que se piensa hacer, y ¿se resucitan con eso las sepultadas hectáreas que tan olímpicamente quieren anegar? El aporte positivo que dé la pretendida hidroeléctrica ¿si compensa a Colombia y al mundo la pérdida para producción de alimentos de esa gran cantidad de tierra de primera?
Es fácil tratar de descalificar a quienes advierten reparos a esa obra señalando esa actitud de "politización" del tema, pero que no respondan de esa manera sesgada, sino que contesten, con seriedad y responsabilidad a los válidos cuestionamientos que por encima de pequeños intereses se han formulado. Es deber del Ministerio de Medio Ambiente dar un reposado y ponderado concepto sobre los pro y los contra de esa obra, y si una respetable técnica señala claros inconvenientes y desproporciones, con peso negativo, es deber, a conciencia, del Gobierno y del pueblo colombiano oponerse, así se esfumen vistosas halagos de empresarios poderosos interesados en su negocio. No bastan compensaciones locales si no se compensan los numerosos daños generales que cause un proyecto.
En este momento histórico, con dimensiones mundiales y no solo limitados a pequeños o medianos terruños, cuando el factor alimenticio del inmediato futuro tiene en alarma a todo el planeta, ¿será de suficiente altura y de validez moral entrar a formar parte de una empresa que se viera nociva para la humanidad, por el hecho de que a algunas personas o entidades regionales se les ofrezca jugosa participación en ella? ¿No estaremos de verdad, en un momento en el cual se debieran buscar fuentes de energía en plantas térmicas, en las irradiaciones solares, en la búsqueda de industrialización de la desintegración del átomo, antes que en condenar a muerte a miles de hectáreas de ubérrima calidad?
Qué bien que se esté hablando de proyectos de riego en el Huila y otros lugares de Colombia. Qué gozo nos daría que en lugar de sepultar tierras tan buenas como las de nuestro opitalandia se estuvieran estudiando allí más amplios proyectos de irrigación y producción agrícola tecnificada, con fincas de casas con acogedora dotación, con árboles y flores, que fueren otro polo de crecimiento turístico digno de esta "Tierra de Promisión".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres